La Juventus ha ganado su noveno Scudetto consecutivo. Sin embargo, triunfar nacionalmente hace tiempo que dejo de ser éxito y se convirtió en obligación en Turín. Por ello, la eliminación en octavos de la Champions League a manos del Olympique de Lyon por el valor doble de los goles (1-0 en Francia y 2-1 en Italia) le ha costado el puesto a Maurizio Sarri y le ha entregado el timón de mando a un Andrea Pirlo que es neófito en estas lides. ‘Il Maestro’ había aterrizado días antes de su nombramiento en el filial juventino, dispuesto a seguir los pasos de otras leyendas como Guardiola y Zidane, pero el fracaso europeo aceleró su salto con los mayores. Ahora, una vez Cristiano ha alejado los fantasmas de su marcha, se enfrenta a su primer gran problema como entrenador: dar salida a Gonzalo Higuaín y buscarle un sustituto.

Gonzalo Higuaín solo marcó 11 goles en 44 partidos

El ‘Pipita’ llegó en el verano de 2016 a Turín a cambio de los 90 millones de euros que acabaron en las arcas del Nápoles, tras batir récords en el conjunto partenopeo. Si en la primera de sus temporadas en la Vecchia Signora demostró ser un delantero de primer nivel (32 goles entre todas las competiciones), el segundo año bajó su rendimiento (23 tantos) y el tercero comenzó un periplo de cesiones (Milán y Chelsea) que terminó en la presente campaña, donde ha tenido la oportunidad de reivindicarse. Sin embargo, 11 goles en 44 partidos se antojan insuficientes para un atacante de su categoría- y sueldo- y, por ello, según informa La Gazzetta dello Sport, la directiva bianconeri le busca salida. Aunque, por el momento, no está siendo una empresa sencilla.

La salida de Gonzalo Higuaín se define en estos días