Los entrenadores del baloncesto orureño avizoran que será imposible volver a las actividades en esta gestión, algo que les afecta seriamente en cuanto a sus ingresos económicos, pero para este sector lo más importante por el momento es tomar todas las medidas preventivas y cuidar la salud por sobre todas las cosas, así que no les queda más que resignarse a quedar sin trabajo hasta fin de año.

Los técnicos pasan por dificultades debido a la paralización de la competencia

En la pasada temporada se formó el Colegio de Entrenadores de Básquetbol Oruro, entidad creada con el objetivo de ir capacitando a los técnicos de este deporte e ir buscando días mejores para este sector, este año no se pudo cumplir con las actividades programadas debido a la emergencia sanitaria.

El presidente del ente colegiado, Darwin Rocha, indicó que son alrededor de 45 profesores afiliados, los mismos que han quedado si una fuente de trabajo por el parate obligado de las actividades deportivas, una gran mayoría no cuenta con un ingreso más allá del baloncesto y su situación es bastante critica.

Todo apunta a que este año no se reiniciarán las actividades del baloncesto

Rocha expresó que es complicado pensar en un retorno a la actividad deportiva en un momento en el cual la pandemia está azotando con mucha dureza a todo el país, por lo que los entrenadores no tienen otra alternativa que resignarse a quedarse si su fuente de trabajo hasta fin de año y esperar que todo este mal panorama pase.