Si bien es una de las alternativas que por el momento parece la más factible para sacar a San José de la crisis, enviar al club orureño a un nuevo acto eleccionario implica tener una planificación adecuada ya que este tema no se cumplirá de la noche a la mañana. Se debe prever quien se hará cargo de la institución y los problemas que se tiene mientras se cumple con el proceso electoral.

Serán los socios los que definan la forma de elección del nuevo directorio del club San José

En días recientes socios, hinchas y representantes de instituciones orureñas marcharon por las calles de la ciudad exigiendo nuevas elecciones en San José y manifestando su rechazo a la gestión de Huáscar Antezana por no haber cumplido los compromisos asumidos. Se encomendó al Tribunal de Honor emitir la convocatoria en un plazo de una semana.

Si bien el tema de las elecciones es visto con buenos ojos por diferentes entidades como una forma de ponerle fin a la crisis interna y de división, además de legitimar a los representantes y dirigentes, es un camino que tiene sus pros y sus contras ya que San José tiene el inconveniente de que los problemas están a la orden del día y un “mal paso” podría significar la debacle del plantel orureño.

La última vez que se realizaron elecciones abiertas en el club San José fue el 2012

TIEMPO

Las elecciones en San José no se realizarán de la noche a la mañana, si tomamos en cuenta lo que pasó en el 2019, el Comité Electoral fue elegido el 16 de diciembre y ante la premura por la crisis que atravesaba la institución, sus miembros tuvieron que trabajar por tiempo y materia.

En resumen, el proceso duró alrededor de dos semanas simplificando tiempos y algunos aspectos que luego significaron otros inconvenientes (un ejemplo claro fue que los frentes no inscribieron al total de los nombres de cada cartera), se hicieron las cosas a la ligera y al final no funcionó, pues los problemas crecieron mucho más.